miércoles, 16 de enero de 2008

Suma cero

En el capítulo XXI de sus famosos Ensayos, Montaigne sostiene que "ningún provecho ni ventaja se alcanza sin el perjuicio de los demás", convirtiéndose así, sin saberlo, en un insigne defensor de una idea matriz que hoy se denominada de "suma cero", y que alguna vez se escuchó en los labios del maestro de Kung Fu: "En toda ganancia hay una pérdida y en toda pérdida hay una ganancia".

El concepto de "suma cero" adquirió rango científico gracias a los trabajos de John von Neumann y Oskar Morgenstern en 1944 en el desarrollo de la teoría de juegos. Así, cuando los intereses de los jugadores son diametralmente opuestos en un juego, éste se denomina se suma cero, que se entiende que como lo que gana uno lo pierde el otro. Alternativamente existe el concepto de "suma no-cero", donde el juego tiene como resultante alguna ganancia o pérdida para los participantes.

El concepto de "suma cero" está siendo utilizado para denominar a ciertos pensamientos políticos, sociales, económicos y culturales, en los cuales pareciera estar presente la idea de que todo progreso de algunos se hace en perjuicio de otros, negándose radicalmente a considerar las opciones de "suma no cero" que, evidentemente, el hombre ha desarrollado desde que salió de la edad de pidra.

Por ejemplo, en los planteamientos de demanda territorial entre estados, considerando que los recursos geográficos son fijos, las tesis de defensa de territorio se fundamentan en que el territorio que se entrega se pierde y es ganado por el otro, con ninguna mención a probables ganancias mutuas de un entendimiento de este tipo.

De alguna forma, también, la definición de la ciencia de la economía en función de la escasez de recursos, si bien no dice que los recursos sean fijos, pareciera orientar a algunas tesis económicas a sostener que los beneficios que obtienen algunos en el plano económico se realizan a costa de los que otros pierden. A Malthus se le atribuye una predicción sombría sobre el futuro de la humanidad, sobre la base de establecer que mientras la polación crece en proporción geométrica, esto es 1,2 4, 16 los alimentos lo hace en proporción aritmética, esto es 1,2,3,4.

Las tesis catastrofistas han sido sistemáticamente refutadas por la historia. En la actualidad, nuestros pesimistas más señalados provienen del denominado ambientalismo, que procuran mostrarnos que la humanidad está acabándose a sí misma, terminando con los limitados recursos que tiene, y los beneficios de las actuales generaciones se estarían obteniendo a expensas de las generaciones futuras. ¿La tesis de la "suma cero", de nuevo?

En un recorrido de la red acerca de este tema, se encuentra un interesante artículo escrito por Rich Karlgaard en Forbes en 2006, World´s Worst Disease, en el que sostiene que el peor mal responsable de la miseria humana está en un pensamiento enfermo que se basa en ideas como que la Tierra está agotando sus recursos, el consumo humano es superior a lo que produce y el bienestar es un juego de distribución de suma cero. Sostiene que es un virus que ha infectado pofundamente a los medios masivos de comunicación, y que esparce su maldición por las enteras formas de pensar de las sociedades.

Los conceptos de "suma cero" y "suma no cero", más allá de su origen en la Teoría de Juegos, parecen ser ideas fuerza que pueden contribuir a evaluar el trasfondo de las corrientes de pensamiento social en el presente, y su potencial de innovación o de conservadurismo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal